Torrijas caseras


Imagen 1833

RECETA:

INGREDIENTES:

- 1 barra de pan del dia anterior
- 1/2 l de leche
- 2 cucharadas de miel
- 4 huevos
- 1/2 cáscara de limón
- 1/2 palito de canela
- Azúcar y canela para espolvorear

PREPARACIÓN:

En un cazo poner la leche, las dos cucharadas de miel, la cáscara de limón y el palito de canela. Mover para que se disuelva bien la miel y dejar hasta que empiece a hervir, apagar el fuego y dejar templar.
Cortar la barra de pan en rodajas, pasarlas por la leche y dejar que escurran un poco.
Luego, pasarlas por el huevo batido y freirlas con abundante aceite hasta que esten doraditas.
Escurrirlas con papel de cocina para que no queden muy aceitosas y pasarlas por azúcar y canela.

7 comentarios:

Soraya dijo...

Irene, que maravilla de torrijas, es que se han puesto de acuerdo Tere y tu para hacer estas delicias.

Un beso,

Soraya

OLGUIS dijo...

veo que es una tradicion las torrijas para semana santa me alegro monton ademas se ve tan sencillo y un postre que seguro a todos gustara.
que tengas una buena semana.
La sopa de zanahoria quedo bien rica.
saludos
olguis

Ana dijo...

Qué pasa Irene? Ensayando ya las torrijas para Semana Santa?. Tengo que probarlas este año, nunca he hecho y vosotras sois unas expertas, así que os copiaré la receta. Me quedo con estas caseras que yo al anís no puedo darle.
Besitos.
Ana

Irene dijo...

Soraya,a mi hijo mayor le encantan y aun tengo otras,que las pondre mas adelante.

Besoss!

Irene dijo...

Olga,aqui en Alicante tambien son muy tradicionales las monas, que estan muy rica!

Beiness.

Irene dijo...

Hola Ana, sin anis quedan muy buenas son las de siempre,en casa cuando queda pan del dia anterior,mi hijo ya esta pidiendo las torrijas y para no aburrirme las vario un poco.

Besiness!

Inmaculada (Adi) dijo...

Estas son las mías, las secas, pero las endulzo con un poco de azúcar en vez de la miel, el resultado estoy segura que será igual de bueno.
Me viene a la cabeza la imágen de mi madre haciendo las torrijas...ahora es la misma escena pero conmigo haciendo las torrijas y no puedo evitar sonreir al pensar que el día de mañana será mi hija quien las haga (hoy no las hace porque teniendo a mamá que las haga..)y quizás la pase también a su hija.
La tradición continúa.
Un beso.